19.3 C
Oaxaca City
miércoles, mayo 22, 2024

Autopista Barranca Larga – Ventanilla: más de 7 mil 200 mdp en opacidad y quebranto estimado de 600 mdp

Reportajes

La carretera Barranca Larga-Ventanilla, ubicada en la región poniente de Oaxaca, se construyó desde 2010, pero en 2011 y en 2012 –el penúltimo año del sexenio calderonista y el primero de Enrique Peña Nieto– su construcción fue suspendida.

El proyecto fue retomado en 2019 por la administración de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), quien la inaugurará en julio próximo; pero lo hará en el marco sombrío de sus 13 años de construcción y de la revisión contable de solo el 11.8 por ciento de los ocho mil 234 millones de pesos (mdp) invertidos, lo que implica que únicamente 12 de cada 100 pesos gastados en ella se han transparentado y que hay siete mil 200 mdp en la opacidad.

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) de la Cámara de Diputados, sometió a revisión sus gastos de 2011, 2014 y 2021 por un monto conjunto de 805 millones 265 mil pesos, que representaron 80.7 por ciento de los 998.3 mdp gastados en ese periodo y sobre los que hizo observaciones por 88 mdp.

En apariencia, la construcción de la carretera Barranca Larga-Ventanilla tiene pocas irregularidades; pero si se auditaran los restantes siete mil 256 mdp que se hallan en el limbo de la opacidad –según observaciones al 12 por ciento auditado– las inconsistencias podrían ascender a 633 mdp. Esto trascendió porque los 88 mdp cuestionados por la ASF se debieron a la práctica de licitaciones irregulares y pagos inflados o innecesarios.

Hasta octubre de 2022, la obra de infraestructura reportaba un avance del 83.85 por ciento en sus 104.3 kilómetros de longitud, con un costo estimado de ocho mil 234 mdp. “El retraso en la apertura se ha dado por la complejidad de la construcción, que trajo como consecuencia que la empresa Omega, autorizada para la concesión, decidiera terminar con el contrato. Pasó a manos de ICA, pero también la consideró inviable financieramente, por lo que terminó en manos del Fondo Nacional de Infraestructura”, explicó la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT).

Las últimas observaciones

Según la revisión de la Cuenta Pública del Gobierno Federal en 2021, el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) efectuó pagos en exceso por 88 millones 200 mil pesos en la construcción de la Carretera Barranca Larga-Ventanilla, la cual se detuvo en el penúltimo año de Felipe Calderón Hinojosa y los tres primeros años del gobierno de Enrique Peña Nieto quien, en 2017, autorizó una inversión de tres mil 500 mdp, más 560 millones por concepto de IVA.

Cuatro años después, en 2021, ya en el gobierno de AMLO, tres mil 500 mdp se sumaron a los 998 millones 301 mil pesos del presupuesto original, de los cuales solo han sido auditados 805 millones 265 mil pesos. Fue en la revisión de 2021 cuando la ASF detectó pagos en exceso, entre ellos uno por 44 millones 564 mil pesos para cubrir la supuesta compra de maquinaria y equipo, aunque no existe documentación que soporte esta operación.

También se pagaron 13 millones 236 mil pesos en dos contratos de obra pública en los que tampoco se documentaron materiales, costos y cantidades; además, se ejercieron otros ocho millones 16 mil pesos de más debido a que se hicieron pagos con base en el salario mínimo y no con la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

La revisión detectó, asimismo, un pago en exceso por 17 millones 397 mil pesos debido a que los constructores consideraron precios unitarios más altos de lo que en realidad corresponden en las labores de excavación y abatimiento de taludes. La ASF hizo siete observaciones y promovió una acción de responsabilidad administrativa sancionatoria.

En 2014, la ASF revisó gastos por 118 millones 666.2 mil pesos –86.9 por ciento de 136 millones 528.4 mil pesos– de una erogación susceptible para evaluar en planos y campo, de la que elaboró observaciones por dos millones 227 mil pesos, de los cuales dos millones 70 mil 900 pesos fueron de recuperación probable.

Una de las observaciones fue por un millón 281 mil 657 pesos debido a la improcedencia de la autorización y la estimación de finiquito extraordinario con clave EXT 04, Norma N.CTR.CAR.1.04.002/03 002-B Subases y Bases 002-B Subbases y bases, del banco río Copalita, acción que incluyó acarreos por unidad de obra terminada; y EP-CTR-CAR-11.04.002 002-B.2.J Bases hidráulicas de 0.23 m de espesor: 002B.2J.3 compactadas al 100 por ciento, con un precio de 380 pesos por metro cúbico.

La autoridad destacó que no se siguió el procedimiento previsto en los artículos 175° y 176° en relación al Artículo 74°, fracción V, del Reglamento de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, con respecto al contrato de obra pública a precios unitarios y tiempo determinado núm. 3-TCE-A-501-W-0-3: “En caso de no lograr su justificación o respaldo documental, la entidad fiscalizada procederá, en el plazo establecido, a la recuperación del monto observado”, advirtió la ASF.

El ente fiscalizador demandó la documentación comprobatoria de 410 mil 500 pesos debido a la improcedencia de la autorización y aplicación en la estimación de finiquito del concepto extraordinario con clave “EXT 05 003 CAPAS ESTABILIZADAS 003-B.J.2.c Base asfáltica de 10 cm de espesor EP 074-E.09: 003-B.J.2.c.2, compactada al 95 por ciento, estabilizada con cemento asfáltico, del banco río Copalita; incluye regalías y acarreos, sin incluir AC-20”, con un precio de 595 pesos con 63 centavos por metro cúbico.

Al igual que en la observación anterior, en esta última “no se siguió el procedimiento previsto en los artículos 175° y 176° en concordancia con el Artículo 74°, fracción V, del Reglamento de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, concepto al amparo del contrato de obra pública a precios unitarios y tiempo determinado núm. 3-TCE-A-501-W-0-3”.

También hubo un monto observado por 335 mil 589 pesos con 51 centavos debido a la improcedencia de la autorización y aplicación en la estimación de finiquito del concepto extraordinario con clave EXT 06, “Norma N.CTR.CAR.1.04.006/06 006-B Carpetas Asfálticas con Mezcla Caliente 006-B.J Carpetas Asfálticas mediante Cemento Asfáltico Modificado, del banco Río Copalita; incluyendo acarreos, por unidad de obra terminada, sin incluir el cemento asfáltico modificado. EP CTR-CAR-1.04.006 006-B.J.4 de granulometría densa: 006-B.J.4.c Compactada al 95 por ciento”, con un precio de 637 pesos con 78 centavos por metro cuadrado.

La auditoría emitió cinco observaciones, de las cuales una fue solventada por la entidad fiscalizada antes de la integración del informe y las cuatro restantes generaron cuatro solicitudes de aclaración. En 2011, la ASF revisó 54 millones 394 mil pesos, que representaron 80.5 por ciento del total erogado (67 millones 569 mil pesos), en los 185 conceptos que comprendieron la ejecución y supervisión de las obras. Sin embargo, en su dictamen no hubo observaciones qué solventar.

Otras obras con irregularidades

En 2021, la Administración del Sistema Portuario Nacional Salina Cruz realizó también pagos en exceso por 22 millones 347 mil pesos en la construcción de un rompeolas; sus responsables argumentaron que hubo “errores aritméticos” en las operaciones, pero que beneficiaron a tres constructoras, reveló la ASF.

Las empresas que obtuvieron estos pagos irregulares fueron Gami Ingeniería e Instalaciones S.A. de C.V., Infraestructura Marítima y Portuaria S.A. de C.V. y Aleph Ingenieros Consultores S.A. de C.V., ya que intervinieron en el proyecto Conclusión del Puerto Petrolero y Comercial de Salina Cruz.

La ASF reveló que el gobierno de AMLO tomó la decisión de incluir al Nuevo Puerto de Salina Cruz en un programa de desarrollo regional que incluye a la obra Conclusión del Rompeolas Oeste en el Puerto Petrolero de Salina Cruz, Oaxaca, que forma parte integral del puerto petrolero y comercial de Salina Cruz, primera etapa, con una longitud de 1.6 kilómetros.

La institución contable de la Cámara de Diputados encontró pagos en exceso por 19 millones 710 mil 300 pesos en el contrato de obra pública número API-AD-SGI-04-2020, monto que fue dispersado de la siguiente forma: 15 millones 704 mil 700 pesos por el concepto número 3.03; tres millones 416 mil 500 pesos por el concepto número 3.04; “por errores aritméticos y rendimientos bajos de la mano de obra” y más 589 mil 100 pesos por concepto de “ajuste de costos pagados en exceso”.

El organismo indicó que también hubo pagos excesivos por un millón 156 mil 600 pesos, debido a que, en el contrato de obra pública número API-AD-SGI-04-2020, no se acreditó con evidencia documental, física y fotográfica la colocación del básico “Malla Antiturbidez”, relativo al concepto número 10.02 y el “Seguimiento para dar cumplimiento a los términos y condicionantes del resolutivo de la manifestación de impacto ambiental…”, considerado en el precio unitario.

Además, hubo otro pago en exceso por un millón 480 mil 200, que se integró con un millón 440 mil 700 pesos por errores aritméticos en el “Cálculo de indirectos” del contrato de obra pública número API-AD-SGI-04-2020 en las partidas 3.2, “Estudios, investigaciones y trámites de permiso de explotación de banco”; 8.2, “Seguros (Responsabilidad civil)”; y 5.7, “Gastos de concurso”; y con 39 mil 500 pesos por concepto de ajustes en los costos pagados en exceso.

- Advertisement -spot_img

Te recomendamos

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias