21.2 C
Oaxaca City
lunes, octubre 3, 2022

Comunidades de Oaxaca emprenden lucha contra el Proyecto Hidroeléctrico de López Obrador

Reportajes

Comunidades de la Costa de Oaxaca desde hace tres años han emprendido una lucha legal contra el Proyecto Hidroeléctrico Río Verde que impulsa el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador.

En el segundo informe “Río Verde. Violaciones a los derechos de los pueblos en el marco de proyectos energéticos”, afirman durante los últimos tres años el Río Verde sigue amenazado por proyectos, y sobre todo a partir de la entrada de empresas al mercado de producción de energía por las que se dio a conocer el proyecto hidroeléctrico para la generación de energía renovable PH río Verde, en el municipio de Santa Cruz Zenzontepec.

El Proyecto Hidroeléctrico Río Verde el cual se pretende ubicar en la cuenca llamada “Paso de la Reyna”, explica, tiene por objetivo la generación de energía eléctrica en una pequeña escala, este consiste principalmente en una instalación y operación de una Central Hidroeléctrica con una capacidad instalada de 30 Mw, la energía generada se distribuirá desde la Subestación Elevadora en la Casa de Máquinas del proyecto, hasta el punto de interconexión que designe el Centro Nacional del Control de la Energía (CENACE).

Lo anterior, a través de una línea de transmisión eléctrica con una longitud aproximada de 45 kilómetros la construcción y colación de las torres de transmisión se realizará sobre los caminos existentes que colindan con la casa de máquinas hasta la subestación eléctrica en el municipio de Pinotepa, pasando por los caminos existentes de las localidades de San Lucas que conecta con San José de las Flores, con dirección a la localidad del Caso, pasando por la localidad de Dos Caminos, Santa Catarina, San Andrés Huaxpaltepec, La arena y finalmente al municipio de Pinotepa Nacional donde se encuentra la subestación donde se realizara la interconexión.

De acuerdo con el informe, la manifestación de impacto ambiental (MIA) del proyecto ha sido presentado en dos ocasiones por la empresa GENERACIÓN ENERSI S.A DE C.V ante la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La primera ocasión fue el 20 de junio de 2019 y su aprobación fue rechazada el 29 de noviembre de 2019 y nuevamente fue presentada el 27 de febrero de 2020.

En este proyecto la presa se encuentra catalogada como mini hidroeléctrica y la Inversión requerida para la totalidad de las obras consideradas se estima en 150 millones de pesos de financiamiento privado a cargo del promovente GENERACIÓN ENERSI S.A. DE C.V.

En su informa, las comunidades denuncian que la empresa henido el mismo esquema de trabajo que la Comisión Federal de Electricidad (CFE), en el sentido que ha vertido información falsa en la manifestación de impacto ambiental sobre que “se cuenta además con el apoyo e interés por parte de las comunidades del Municipio de Santa Cruz Zenzontepec y Santiago Ixtayutla y de los respectivos Gobiernos Municipales, para que se desarrolle el proyecto. Actualmente se está trabajando en los convenios de colaboración correspondientes para buscar de manera conjunta la realización del proyecto”.

“Lo anterior es falso, ya que las autoridades municipales de ambos municipios han manifestado públicamente el rechazo de los dos proyectos hidroeléctricos y han desmentido que se tenga comunicación con la empresa”.

En el caso específico del proyecto hidroeléctrico Río Verde la empresa ha argumentado que “además del beneficio perseguido por el proyecto… que es la generación de energía eléctrica, esta misma puede apoyar el desarrollo económico y mejorar la calidad de la vida en el área de influencia, así mismo la construcción del proyecto requiere de mucha mano de obra y ofrecerá una oportunidad de empleo, por otro lado, los caminos de acceso necesarios que se construyan y otras infraestructuras pueden dar a los pobladores de la zona un mayor acceso a los mercados para sus productos, escuelas para sus hijos, cuidado de salud y otros servicios sociales”.

Con esta argumentación, señalan, se deduce que quienes se opongan a la construcción de las presas no tendrán derecho a estos servicios mencionados.

Mecionan que desde que se anunció el proyecto Hidroeléctrico “Río Verde”, las comunidades actuaron y en menos de un mes se realizaron más de 33 asambleas simultáneas, una sesión de consejo de desarrollo y dos sesiones de cabildo. Además, en el mismo año se realizaron asambleas en San Antonio Río Verde, Tututepec, Plan del Aire y la sesión de cabildo en Tataltepec de Valdés para reforzar la exigencia de no autorizar la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) de la empresa.

En las actas de Asamblea se ha reafirmado el rechazo a todo proyecto hidroeléctrico, específicamente al Proyecto hidroeléctrico “Paso de la Reina” y “Río Verde”, además de otros proyectos extrac#tivos.

“El COPUDEVER acordó realizar una conferencia de prensa el 14 de agosto de 2019, para anunciar su posición sobre el nuevo proyecto y entregar copias de las actas a la instancia responsable. Además, solicitaron una reunión en la ciudad de México con el responsable de autorizar las manifestaciones de impacto ambiental, reunión que se llevó a cabo el 13 de septiembre de 2019.

“En la reunión participaron autoridades municipales y agrarias de Santa Cruz Zenzontepec, Paso de la Reyna, Santiago Ixtayutla, San Lucas Atoyaquillo, Corral de Piedra, Plan del Aire y representantes del movimiento para exponer sus observaciones de la MIA y solicitar que no se autorizara por tres razones: los datos técnicos eran incorrectos, era falso que había diálogo entre la autoridad de Zenzontepec, Ixtayutla y la empresa y recordarles que el río está amparado, por tanto no pueden construir ningún tipo de proyecto, ni se puede concesionar el río”.

Según el informe, la Semarnat resolvió negar la autorización de la MIA, que fue ingresada por la empresa GENERACIÓN ENERSI S.A DE C.V, porque el proyecto era incongruente.

Además en el documento menciona que el 19 de agosto de 2019, se recibió en “esta DGIRA el oficio sin número del 16 del mismo mes y año, a través del cual integrantes del Ayuntamiento Constitucional de Santa Cruz Zenzontepec, Santiago Ixtayutla, Autoridades Agrarias de Santa Cruz Zenzontepec, San Lucas Atoyaquillo, Paso de la Reyna y Corral de Piedra, así como el Consejo de Pueblos Unidos por la Defensa del Río Verde, manifestaron su oposición a la construcción de proyectos hidroeléctricos”.

También recordaron que el Río Verde se encuentra protegido por el juicio de amparo 701/2018, interpuesto en julio de 2018 por el ejido Paso de la Reyna. Este recurso contra la declaración de zonas de reserva de decretos publicados al final del gobierno de Enrique Peña Nieto, fue otorgado por un juez federal y no se podrá construir ningún proyecto de infraestructura.

La empresa ingresó nuevamente la MIA el 26 de febrero de 2020 y la cual está en etapa de evaluación.

Al haber cambio de autoridades agrarias y municipales en varios municipios que integran el movimiento, las comunidades han realizado nuevamente sus asambleas comunitarias para acentuar la decisión de rechazo al proyecto hidroeléctrico río Verde. Y finalmente, el movimiento está en espera de lo que resuelva la SEMARNAT sobre el ingreso por segunda ocasión de la manifestación de impacto ambiental del PH “Río Verde” por la empresa GENERACIÓN ENERSI S.A. DE C.V. para resolver que acciones va a realizar.

- Advertisement -spot_img

Te recomendamos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias