16.1 C
Oaxaca City
lunes, mayo 23, 2022

Eduardo Pinacho, los lujos con cargo al erario del Presidente del Poder Judicial de Oaxaca

Reportajes

Sus restaurantes favoritos son “Casa Oaxaca”, “Estancia & Confort de Oaxaca (Hotel Casa de Adobe)” ubicado en San Felipe de Agua, y “Gastronomía Eder (Asador Vasco)”; y también los servicios de banquetes como los que ofrece “Multiservicios de repostería y gastronomía Rosetall”, conocida como Pastelería Carmelita.

En 2021 el consumo de alimentos del magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Oaxaca (TSJEO), Eduardo Pinacho Sánchez, ascendieron a 149 mil 463.22 pesos, según los reportes de adquisiciones del Poder Judicial de Oaxaca a los que tuvo acceso ESTADO20.

“La sutileza de lo esencial subraya el poder evocador de los aromas y sabores que surgen de la cocina de Alejandro Ruiz” reza la publicidad de “Casa Oaxaca”, un restaurante que ofrece comida de chef en la que el presidente del TSJEO gastó hasta 4 mil 100 pesos en comida pagada con recursos públicos.

Restaurante que ofrece pavo, pechuga de pato, ragout de conejo, cabrito braseado y productos de mar como King Kampachi y lonja de lobina; donde un agua embotellada cuesta 85 pesos y el costo de un plato fuerte supera los 500 pesos.

Pero no es el consumo de alimentos más elevado que se ha gastado en Eduardo Pinacho y para algunas de sus reuniones: los montos van desde los 944 pesos hasta los 30 mil 879.20 pesos; este último, el consumo con motivo de una reunión de trabajo contratado a “Multiservicios de repostería y gastronomía Rosetall”.

El presidente del TSJEO tiene un salario mensual bruto de 172 mil 357.4 pesos, una prima vacacional de nueve mil 378.6 pesos y un aguinaldo de 41 mil 31 pesos, según la información disponible en la página de transparencia del Tribunal; además, tiene otros beneficios como un teléfono celular marca iphone, se le cubre además sus gastos en telefonía celular, en combustible y en el pago de boletos de avión para viajar fuera del estado.

Con motivo de su nombramiento como Presidente del Poder Judicial de Oaxaca, el coffee break costó 10 mil 260.20 pesos con la pastelería “Multiservicios de repostería y gastronomía Rosetall”.

Entre los gastos de alimentos de las reuniones de Eduardo Pinacho destaca un servicio de coffee break de 18 mil 560 pesos adquirido con la empresa “Eventos y banquetería Centenario”; una reunión con el pleno de los magistrados en donde el costo de los alimentos ascendió a 21 mil 460 pesos con la empresa “Servibanquetes y Eventos Salazar” y otra reunión en la que no se especifica con quién, la cual fue de 10 mil pesos con “Banquetes y eventos especiales Eleganza”.

También destaca que en una comida en “Catedral Restaurante Bar” el magistrado gastó mil 135 pesos; en el Hotel Casa de Adobe mil 157 pesos y otra factura de mil 860 pesos en “Gastronomía Suárez Fernández”, las cuales están reportadas como gastos de consumo de alimentos de Eduardo Pinacho.

A estas se suman, por el mismo concepto, seis mil 460 pesos en el restaurante de Lorenza Hernández Cuevas y otra de cinco mil 725.75 pesos; una comida de cuatro mil 100 pesos en Casa Oaxaca y otra más de dos mil 687 en el restaurante del ex presidente municipal de Oaxaca de Juárez, Luis Ugartechea; entre otras.

Los gastos en el consumo de alimentos del presidente del TSJEO y el erogado en sus reuniones, representa el 35.5 por ciento de lo que el Poder Judicial de Oaxaca gastó por concepto de “alimentos, servicios de comedor y víveres para los hijos de los trabajadores del Poder Judicial del Estado de Oaxaca” en el año 2020 y que ascendió a poco más de 421 mil pesos, pese a que el personal laboró a distancia a causa de la pandemia del Covid-19.

El año pasado, a través del Consejo de la Judicatura asignó un contrato por adjudicación directa a la empresa Frutas y Verduras El Texanito Oaxaqueño S. A. de C. V. por 200 mil 448.70 pesos.

Y otros tres contratos, también por adjudicación directa, que en total suman 221 mil 101.75 pesos a los proveedores de alimentos Isabel Toledo Martínez, Virginia Merced Santos Morales y Ángel Carrasco Quiroz. Estos contratos fueron por el servicio de “alimentos, servicios de comedor y víveres para los hijos de los trabajadores”.

ESTADO20 solicitó una entrevista con el presidente del TSJEO, Eduardo Pinacho Sánchez, pero hasta el momento no hay respuesta.

Deuda de más de 352 millones de pesos

El déficit financiero o pasivos circulantes en el Poder Judicial de Oaxaca, conformado por el Tribunal Superior de Justicia y el Consejo de la Judicatura, ascienden a 352 millones 60 mil 190 pesos, según sus informes financieros con cierre al 31 de diciembre de 2021.

En el caso del Tribunal Superior de Justicia del Estado, la deuda se incrementó al cierre del año de 2021 en comparación con 2020, y acumula pérdidas por 218 millones 781 mil 173 pesos, según sus informes financieros trimestrales entregados a la Secretaría de Finanzas del gobierno del estado.

Mientras que en 2020 su deuda ascendía a 69 millones 38 mil 883 pesos, al cuarto trimestre de 2021 creció a 71 millones 681 mil 369 pesos.

De acuerdo con el entonces presidente del Poder Judicial de Oaxaca, Raúl Bolaños Cacho Guzmán, esta deuda se arrastra desde que fue heredada por Alfredo Lagunas Rivera quien se desempeñó como presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), la cual ascendía a 86 millones 354 mil 985.63 pesos principalmente con proveedores en el año 2017.

También, confirmó que se desviaron recursos del Fondo de Administración de Justicia, el cual está conformado por la recepción, control y devolución de las garantías judiciales, como el dinero depositado por reparación del daño y pensión alimenticia, entre otras.

La deuda con proveedores ascendió ese año a 21 millones 557 mil 829.99 pesos que mantenía el Tribunal Superior de Justicia del Estado, además de 64 millones 797 mil 155.64 pesos de otros rubros. Además también heredó Cuentas por Liquidar Certificadas (CLC’s) por 143 millones 962 mil 47.81 pesos, correspondientes a deudas correspondientes a los meses de marzo a septiembre de 2017.

Con datos al cierre de 2021, la deuda del Tribunal consiste en 50 millones 757 mil 785 pesos en transferencias internas y asignaciones al sector público, ocho millones 626 mil 49 pesos en otras retenciones y contribuciones por pagar y cuatro millones 571 mil 12 pesos en ministraciones de fondos por pagar.

Por las deudas por adquisición de bienes y contratación de servicios ascendió a cinco millones 757 mil 785 pesos. A estos se suman 13 mil 718 pesos por otras prestaciones sociales económicas por pagar, cuatro mil 543 pesos de retenciones de impuestos, un millón 88 mil 436 pesos de fondos rotarios por pagar, y 62 mil 267 pesos de otras cuentas por pagar.

En cuanto a las pérdidas, sus informes financieros detallas que consisten en 194 millones 340 mil 307 pesos en los rubros de servicios personales, materiales y suministros y servicios generales, y 24 millones 440 mil 846 pesos por concepto de jubilaciones y pensiones.

Actualmente, el manejo presupuestal del Poder Judicial de Oaxaca está a cargo del Consejo de la Judicatura, organismo que preside el presidente del TSJE, Eduardo Pinacho Sánchez.

En el caso del Consejo de la Judicatura los pasivos circulantes ascienden a 283 millones 21 mil 307 pesos al 31 de diciembre de 2021, cifra menor a la registrada en el año 2020 cuando fue de 332 millones 867 mil 954 pesos.

Esta consiste en 115 millones 159 mil 336 pesos en transferencias internas y asignaciones al sector público, 54 millones 314 mil 458 pesos en otras retenciones y contribuciones por pagar y cuatro millones 571 mil 12 pesos en ministraciones de fondos por pagar.

Por las deudas por adquisición de bienes y contratación de servicios ascendió a 10 millones 476 mil 876 pesos. A estos se suman 74 mil 560 pesos por otras prestaciones sociales económicas por pagar, 102 mil 750 pesos de retenciones de impuestos, 102 millones 747 mil 427 pesos por ministraciones de fondos por pagar, y 145 mil 900 pesos de otras cuentas por pagar.

Irregularidades en la nómina

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) encontró irregularidades por 15 millones 952 mil 800 pesos en la nómina del Poder Judicial de Oaxaca, según los resultados de la auditoría a la Cuenta de Pública de 2020.

El organismo fiscalizador señaló que el Poder Judicial de Oaxaca deberá aclarar y proporcionar la documentación adicional justificativa y comprobatoria de cerca de nueve millones de pesos “por concepto de rebasar el límite máximo permitido, determinado de acuerdo al cálculo establecido en la normativa , generando una diferencia por arriba del límite permitido”.

También detectó que realizó una ampliación en el rubro de servicios personales por siete millones de pesos, de los cuales no entregaron documentación que comprobara en que se gastaron seis millones 998 mil 100 pesos.

“El Órgano Interno de Control del Estado de Oaxaca inició el procedimiento para determinar posibles responsabilidades administrativas de servidores públicos y, para tales efectos, integró el expediente número DCI/IPR.04/2021, respecto de la ampliación en el rubro de servicios personales, de los cuáles, no entregaron documentación soporte, por lo que se da por promovida esta acción”.

El Poder Judicial del Estado de Oaxaca tampoco asignó recursos para cubrir los adeudos de ejercicios fiscales anteriores, en su presupuesto de egresos para el ejercicio fiscal 2020. Actualmente, según una revisión realizada a sus informes oficiales, la deuda asciende a 352 millones 60 mil 190 pesos.

El informe de la ASF revela que el Poder Judicial del Estado de Oaxaca asignó recursos para servicios personales – que se refiere al pago de salarios y prestaciones a los trabajadores – por 881 millones 812 mil 800 pesos, el cual incrementó por siete millones de pesos durante el ejercicio fiscal 2020.

Sin embargo, pagel organismo encontró que pagó 885 millones 589 mil pesos, los cuales rebasan el límite máximo permitido de 876 millones 634 mil 300 pesos, determinado de acuerdo con el cálculo establecido en la normativa, generando una diferencia por arriba de dicho límite por ocho millones 954 mil 700 pesos.

Mientras que el órgano de control interno encontró irregularidades administrativas en cuanto al manejo y control de las pensiones alimenticias que se reciben en el Juzgado, ya que se pudo constatar en diversos expedientes que no existe la razón de entrega a sus beneficiarios.

“Derivado de ello se encuentran en proceso de elaboración los informes de presunta responsabilidad administrativa, los cuales serán turnados al área competente para los efectos a que haya lugar. Asimismo, se realizó una observación consistente en la instauración de un libro de registro y control de depósitos, y en lo que respecta a los bienes muebles se encontraron discrepancias en faltantes y sobrantes”.

De la misma forma señaló anomalías en pólizas de instituciones afianzadoras que son otorgadas para garantizar la libertad provisional de los procesados; “desaparición” de certificados de depósito expedidos por la Dirección del Fondo para la Administración de Justicia por diversos conceptos ni los expedientes por los cuales derivaron estos depósitos.

También la presunta desaparición de diversas alhajas afectas que no fueron remitidas en su momento para su resguardo a la Dirección del Fondo para la Administración de Justicia. Las cuales, fueron encontradas en poder del Oficial Administrativo y “en el interior del escritorio” de un funcionario del Poder Judicial, por lo que se formularon “las correspondientes actas administrativas”.

Por Juan Carlos Zavala

- Advertisement -spot_img

Te recomendamos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

This site is protected by wp-copyrightpro.com