26.1 C
Oaxaca City
jueves, junio 30, 2022

Alejandro Avilés Álvarez. Rostro de la corrupción en el PRI y sus lazos con el crimen organizado

Reportajes

Sobre Alejandro Avilés Álvarez, actual candidato al gobierno de Oaxaca, ex dirigente estatal del PRI en Oaxaca y coordinador de la fracción parlamentaria de este instituto político desde la 62 Legislatura del Congreso del Estado, pesan denuncias penales en su contra por fingir un auto robo millonario, denuncias penales y públicas por la venta de candidaturas, la compra fraudulenta de equipo para un gimnasio con recursos públicos en el Congreso local, la negociación de los administradores municipales, acusaciones por desfalcos en municipios y más recientemente, sus vínculos con el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Oscuro pasado

La carrera política de Alejandro Avilés inició en el sexenio de Diódoro Carrasco Altamirano, cuando trabajó en el Departamento de Adquisiciones de la Secretaría de Administración y fungía como titular Jorge Bustamante García (ahora empleado de Avilés).

Alejandro Avilés planeó un auto robo a la nómina de la Secretaría de Administración; sin embargo, el pagador fue detenido y confesó la simulación del asalto en el que supuestamente fue víctima, el cual fue maquinado por el actual dirigente estatal del PRI y diputado local.

En ese entonces, el coordinador de Delegados Regionales de Gobierno, Felipe Martínez, intercedió ante el Presidente del Tribunal Superior de Justicia, Agustín Márquez Uribe, para que durante el proceso judicial instruido en contra de los funcionarios de la Secretaría de Administración, entre ellos Avilés Álvarez, se reclasificara el delito y el expediente se archivara.

Durante el mandato de José Murat Casab (1998-2004), estuvo a las órdenes de quien a la postre sería Gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, y que en esos años, era Senador de la República y presidente del Comité Directivo Estatal del PRI.

Con Ulises Ruiz en el poder, fue impuesto como diputado local por la vía plurinominal y posteriormente, en la segunda mitad del sexenio, nombrado como Coordinador de Delegados de Gobierno. En ambos cargos, logró hacerse de una fortuna y convertirse en empresario al adquirir un restaurante en el Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca, sobre la calle Melchor Ocampo.

Pero desde su época con el ex gobernador Ulises Ruiz, se recrudeció la venta de candidaturas a los aspirantes del PRI a un cargo político por la vía de la elección; principalmente, a quienes aspiraban competir por una presidencia municipal. Además, Alejandro Avilés formó parte de un gobierno en el que se presume la malversación de más de cuatro mil 500 millones de pesos, el asesinato de más de 25 personas durante el conflicto político-social de 2006 y la desaparición de activistas y opositores políticos.

Era tanta la cercanía con Ulises Ruiz, que este reapareció en la “marcha de apoyo” a Alejandro Avilés en el municipio de Teotitlán de Flores Magón.

La venta de candidaturas

Tras los procesos internos de elección de candidatos para el proceso electoral ordinario 2015-2016, el actual presidente estatal del PRI fue denunciado penalmente por militantes priistas ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) por la venta de las candidaturas.

En la denuncia se señala que Alejandro Avilés fijó los precios para ser candidato desde un millón, si se quería ser candidato a presidente municipal, hasta los tres millones de pesos, si se deseaba ser candidato a diputado local.

“Hacemos nuestra formal denuncia en contra del diputado local, quien también se desempeña como presidente del CDE del PRI en el estado de Oaxaca, por éstas y todas las anomalías y atropellos que ha cometido no solamente en esta etapa de selección de candidatos, sino a lo largo de su carrera política, que por sus acciones, pocos se atreven a denunciar (…) “es preciso aclarar que el priismo en Oaxaca está fortalecido, pero notamos que con estas acciones lo que pretende es que nuestro candidato a la gubernatura, Alejandro Murat Hinojosa, pierda la próxima contienda electoral del 5 de junio, porque está aprobando a los candidatos que reúnen los recursos económicos antes señalados, y no a los candidatos idóneos que permitan el triunfo del tricolor”.

En la denuncia pública de los militantes priistas, lo acusan de ser “hábil para mentir y sucio para hacer este tipo de trabajos, que con el manejo de recursos se ha rodeado de gente que lo solapa, pero confiamos en que aún podemos tener respuestas de las instancias como la FEPADE para hacer que éste político ya no siga haciendo daño a nuestro partido y deteriorando nuestra imagen como instituto político”.

Además de esta demanda ante la FEPADE, el abogado Jorge Merlo impugnó ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el proceso interno del PRI a cargo de Alejandro Avilés para la selección de candidatos a diputados locales y concejales de los ayuntamientos que se rigen bajo el sistema de partidos políticos.

En esta querella, resalta las irregularidades que se registraron durante el proceso interno y la violación a los derechos políticos de los militantes para hacer “valer las cuotas y el reparto de posiciones de los grupos de poder dentro del PRI”. Culpó directamente al coordinador de la fracción parlamentaria del PRI en la LXII Legislatura del Congreso del Estado, a líderes locales y al ex diputado federal y empresario Samuel Gurrión, a quienes señaló de repartirse las candidaturas y venderlas “al mejor postor”.

Jorge Merlo explicó que fue una burla imponer como obligación un examen de conocimientos para poder postularse como candidato, lo cual viola el artículo 35 de la Constitución Federal; asimismo, hubo más irregularidades por violaciones a la Constitución Federal y a la convocatoria que emitió el PRI para la elección de candidatos.

El escrito que presentó a la Comisión de Elecciones del PRI, manifestó: “soy abogado y sé que estaba en amplia ventaja en contra de quienes no lo son, sin embargo a dicha comisión no le importó y siguió con el proceso, fuimos acreditados para presentar examen y lo hicimos, esperamos los resultados para pasar a la siguiente etapa, sin embargo la Comisión de Elecciones del PRI no publicó los resultados el día señalado por la convocatoria y sin motivar y fundar sus actos y sin dar vista a los postulantes a candidatos para diputados, publicaron un acuerdo en donde prorrogaban en plazo para dar a conocer los resultados de los exámenes aplicados”.

Entre las artimañas de las que se valió Alejandro Avilés para imponer a sus candidatos, explica Jorge Merlo, fue el publicar fuera de tiempo el nombre del militante había sido seleccionado en cada distrito electoral así como los distritos que se declararon desiertos por los distritos 13 y 14:

“La Comisión violó la convocatoria y los derechos de los aspirantes, pues no dio a conocer resultados de los exámenes y no respeto la convocatoria, tampoco motivó y fundó el acuerdo de los resultados. La Comisión de Elecciones debió estar las 24 horas trabajando, pero el viernes pasado se presentaron en el partido y no quisieron recibir ningún recurso, ingenuamente pensaron que con eso evadían los estatutos y no habría impugnaciones, pero se les olvidó que existe un Tribunal Electoral que en ausencia del Partido, puede recibir el recurso de Inconformidad y por eso lo presenté directamente en el Tribunal Electoral”, declararía Jorge Merlo.

Los candidatos de Avilés, vinculados al crimen organizado y a la violencia

La organización Ojo Ciudadano por la Democracia A.C. mostró pruebas que vinculan a algunos de los candidatos de Alejandro Avilés en el pasado proceso electoral, con el crimen organizado, la violencia social e intrafamiliar, y en el desfalco de recursos públicos municipales.

Uno de ellos, según esta asociación, es Mónico Castro presidente municipal de Putla de Villa de Guerrero, Mónico Castro, es investigado por no comprobar 3.4 millones de pesos, según el informe de la Auditoria Superior del Estado (ASE) del año 2015. El entonces precandidato del PRI a la presidencia municipal de San Pedro Tapanatepec, Gustavo Argyll González, acusado de tener nexos con el crimen organizado y que de acuerdo con la investigación PGR/SEIDO/UDMS/14/2015, es promotor de peleas de gallos donde se lava dinero para grupos delictivos de Chiapas y Veracruz.

También está el diputado local y presidente municipal electo de San Pedro Mixtepec, Fredy Gil Pineda Gopar, investigado por la desaparición del activista Lauro Juárez del Frente Popular Revolucionario (FPR) y por la creación de un grupo paramilitar en Santos Reyes Nopala. Así como, Romero Ricardo Hernández, presidente municipal de Santo Domingo Zanatepec, Romero Ricardo Hernández, quien tienen una orden de aprehensión pendiente de librarse en su contra por violencia intrafamiliar.

Oscuro presente

El presente de Alejandro de Avilés es tan oscuro como su pasado. Al fungir como presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la LXII Legislatura del Congreso del Estado en el primer año de ejercicio legal y como integrante en los años siguientes, está involucrado en el desfalco de los recursos del Poder Legislativo Estatal y que ascienden a más de 700 millones de pesos anuales. Está responsabilidad la comparte con sus homólogos del PRD y del PAN.

Además del desfalco de los recursos públicos que ha provocado una crisis financiera en el Congreso del Estado que tiene varado el pago a proveedores y los salarios de al menos un centenar de trabajadores, Alejando Avilés, Jesús López (PRD) y Natividad Díaz (PAN) se repartieron los administradores municipales conforme a sus intereses políticos y económicos.

Uno de los mayores escándalos del presidente estatal del PRI, en su periodo como presidente de la Jucopo, fue la adjudicación directa para la construcción de una nueva cafetería y la adecuación de un gimnasio al interior de las instalaciones del Poder Legislativo, a Eduardo Canseco Acosta, hijo de la ex secretaria general del PRI, Elizabeth Acosta.

El periódico Reforma publicó tres facturas en las que Eduardo Canseco cobró 727 mil pesos por la venta de aparatos de gimnasio, para los trabajos de construcción de una cafetería y la remodelación de los baños del Congreso.

“El entonces presidente de la Junta de Coordinación Política, Alejandro Avilés Álvarez, adjudicó la obra al hijo de la secretaria general del PRI sin que mediara un contrato. Canseco entregó las facturas que amparan los trabajos, pero meses después de cobrarlas. Los comprobantes fiscales fueron elaborados el 2 de febrero de 2015 y las obras cobradas en 2014”, detalla el diario Reforma.

A esto se añadió el escándalo de Alejandro, hijo Alejandro Avilés, quien se exhibió en fotografías durante la celebración que realizó en hotel Aria Resort Casino de las Vegas, Nevada. En este hotel, el precio por habitación ronda los 6 mil pesos diarios. En las imágenes aparece sosteniendo una botella de champán, así como fotografías difundidas desde las redes sociales en las que se exhibe con autos de lujo. Esto fue, para muchos, evidencias del grado de enriquecimiento de Alejandro Avilés.

Las autoridades municipales de Santa María Alotepec, Mixes, afirmaron que tanto el dirigente del PRI como el coordinador de la fracción parlamentaria del PRD en el Congreso del Estado, Jesús López, impusieron como administrador municipal a Edilberto Pacheco, quien no ha comprado el destino de más de 3 millones de pesos que le correspondían a esta comunidad.

El pasado y el presente de Alejandro Avilés también son de traiciones. No dudó en traicionar a Ulises Ruiz, quien lo encumbró, para apoyar la candidatura de Alejandro Murat a la gubernatura de Oaxaca. Antes, traicionó a José Murat y Diódoro Carrasco, para apoyar a Ulises Ruiz.

Sus relaciones con el CJNG

La reciente aprehensión del aún diputado local Gustavo Díaz Sánchez, legislador local del PRI por el distrito electoral de Acatlán de Pérez Figueroa, pusieron al descubierto las relaciones de Alejandro Avilés Álvarez con el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Además, la aprehensión de otro de los hijos Gustavo Díaz por el asesinato del periodista Julio Valdivia Rodríguez y sus presuntos vínculos con CJNG han terminado por cercar al candidato priista Alejandro Avilés la gubernatura del estado de Oaxaca.

Alejandro Avilés ha sido señalado por el propio Gustavo Díaz, preso en un penal federal por los delitos de delincuencia organizada y homicidio, entre otros, como su “jefe político” y desde la cárcel le ha brindado el apoyo a su postulación.

La Fiscalía General de Veracruz informó que detuvo Gustavo Abigail “N” alias “El Pino”, a quien señaló como presunto integrante del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y por su probable participación en el asesinato del periodista Julio Valdivia Rodríguez del diario El Mundo, asesinado el 10 de septiembre de 2020 en la ciudad de Veracruz.

Según la información oficial, Gustavo Abigail “N” es hijo del diputado local del PRI en la 65 Legislatura del Congreso de Oaxaca, Gustavo Díaz Sánchez, quien se encuentra preso en un penal federal acusado de delincuencia organizada y por el delito de homicidio.

El legislador priista fue detenido el pasado 4 de noviembre de 2021, primero por los delitos de ultrajes a la autoridad, portación de arma de fuego, narcomenudeo y daños. Posteriormente la Fiscalía de Oaxaca le imputó los delitos de homicidio de dos personas. Además, ese mismo día fue detenido otro de sus hijos, José Alberto D. L., por los delitos de ultrajes a la autoridad y portación de armas de fuego.

La Fiscalía General de Veracruz detalló que la aprehensión de Gustavo Abigail “N” se realizó en un operativo coordinado, con elementos de la Policía Ministerial del Estado y de la Coordinación Nacional Antisecuestro.

Por el mismo medio, precisó que se le detuvo por el presunto delito de homicidio doloso calificado en agravio del periodista Julio Valdivia Rodríguez, hechos ocurridos en el municipio de Tezonapa el pasado 9 de septiembre del 2020.

“Respetando sus derechos humanos y el debido proceso, será presentado en audiencia inicial ante el juez de proceso y procedimiento penal oral del juzgado de control del décimo primer distrito de Xalapa con residencia en Pacho Viejo, para que defina su situación jurídica, dentro del proceso penal 224/2020”, informó.

El pasado 19 de febrero de 2022, el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) confirmó el decreto del Congreso del Estado, de fecha 7 de diciembre 2021, mediante el cual, se declaró vacante el puesto de Gustavo Díaz como diputado propietario y suplente del distrito con cabecera en Acatlán de Pérez Figueroa y, asimismo, ordenó la celebración de una elección extraordinaria.

Sin embargo, pese a las imputaciones en su contra por sus vínculos con el CJNG y de delitos como homicidio, la Sala Regional Xalapa del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) revocó la sentencia dictada por el TEEO y le devolvió sus derechos políticos al diputado priista y en consecuencia, también la diputación local.

A esto se suma que la secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, señaló a Gustavo Abigaíl “N”, hijo del diputado local del PRI, Gustavo Díaz Sánchez, como líder del Cartel Jalisco Nueva Generación en las regiones del Istmo de Tehuantepec y la Cuenca del Papaloapam de Oaxaca, y en el estado de Veracruz.

Durante la conferencia mañanera, informó que Gustavo Abigaíl “N” fue detenido el 31 de marzo de 2022 en Amozoc, Puebla, en un operativo coordinador entre la Fiscalía Estatal de Veracruz y la Coordinación Nacional Antisecuestros (Conase), con apoyo de la Secretaría de Seguridad de Puebla y la Secretaría de Marina.

Rosa Icela Rodríguez recalcó que es hijo de Gustavo Díaz Sánchez, diputado local del PRI conocido como “El Gato” que también se encuentra preso en un penal federal acusado de los delitos de delincuencia organizada, portación de arma de fuego y homicidio. Un segundo hijo de Gustavo Díaz, también se encuentra preso por la comisión de diferentes delitos del fuero federal y común.

Gustavo Abigaíl “N” conocido como “El Pino”, aseguró, está relacionado directamente en el homicidio del periodista Julio Valdivia Rodíguez, corresponsal del Diario El Mundo en Córdoba, Veracruz.

El Pino está bajo proceso no solamente por el homicidio del periodista, afirmó, sino también tiene cargos de extorsión y es un generador de violencia. Relacionado con delitos como el robo de hidrocarburos, el tráfico de personas y el tráfico de drogas y el robo de autotransporte de cara.

El pasado 31 de marzo, a través de su cuenta en Twitter, la Fiscalía General de Veracruz detalló que la aprehensión de Gustavo Abigail “N” se realizó en un operativo coordinado, con elementos de la Policía Ministerial del Estado y de la Coordinación Nacional Antisecuestro.

Por el mismo medio, precisó que se le detuvo por el presunto delito de homicidio doloso calificado en agravio del periodista Julio Valdivia Rodríguez, hechos ocurridos en el municipio de Tezonapa el pasado 9 de septiembre del 2020.

“Respetando sus derechos humanos y el debido proceso, será presentado en audiencia inicial ante el juez de proceso y procedimiento penal oral del juzgado de control del décimo primer distrito de Xalapa con residencia en Pacho Viejo, para que defina su situación jurídica, dentro del proceso penal 224/2020”, informó.

Por si fuera poco, el pasado 20 de mayor Alfredo D.S, hermano del diputado del PRI en Oaxaca, Gustavo Díaz “El gato” fue detenido. Conocido con el alias del “Balin”, fue aprehendido alrededor del mediodía de este viernes en un operativo de la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, en cumplimiento a una orden de aprehensión por los delitos asociación delictuosa y homicidio, cuando caminaba sobre la carretera estatal que comunica a la comunidad de El Refugio a Cosolapa, de la región de la Cuenca, colindante con el estado de Veracruz.

Es líder de la Confederación Nacional de Productores Rurales (CNPR) en San José Cosolapa, en la región de la Cuenca, de donde es originario Gustavo D.S.

Su detención es la sexta relacionada al caso del diputado de Oaxaca, quien fue detenido desde el 4 de noviembre en el estado de Veracruz y a quien se le imputan diversos delitos, entre ellos relacionados al crimen organizado y homicidios.

En esa misma fecha, pero en hechos separados también fue detenido su hijo José Alberto D. y otro joven identificado como Oliver «N». Días después, dos de sus abogados fueron detenidos, Víctor Alfonso ‘N’ y José Ramón ‘N’, acusados de presuntos delitos contra la salud, portación ilegal de arma de fuego y ultrajes de la autoridad.

Mientras que el pasado 1 de abril, Gustavo Abigail D., alias «El Pino”, hijo del legislador del PRI también fue detenido en un operativo conjunto con las fiscalías de Oaxaca y Veracruz.

- Advertisement -spot_img

Te recomendamos

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

This site is protected by wp-copyrightpro.com