26.1 C
Oaxaca City
jueves, junio 30, 2022

Crónicas de la ínsula | Oaxaca: bloqueos eternos y año de hidalgo

Reportajes

Cuauhtémoc Blas

En Oaxaca se puede parafrasear muy bien a Camus: cuando el erario es lo más importante, la vida de la gente carece de sentido. Es lo que estamos viviendo hoy, con situaciones críticas en buena parte de Oaxaca. Junto al peor año de hidalgo, ese que alude a que chin chin quien deje algo, tenemos las peores manifestaciones sociales.

Son tres días de bloqueo de la carretera en el Puente Caracol del Istmo de Tehuantepec; tramo que comunica a Tehuantepec con Jalapa del Marqués. Con esto, el camino a la Ciudad de Oaxaca queda inutilizado. Los manifestantes exponen el motivo: cinco años de retraso en la entrega de los recursos presupuestados en su momento para auxilio de los afectados por el sismo de 2017.

En la Ciudad de Oaxaca, también menudean las protestas, ayer organizaciones protestaron por incumplimiento en sus obras por parte de Javier Lazcano Vargas, el consentido del régimen, titular de la Secretaría de las Infraestructuras (SINFRA). Este personaje importado del Estado de México se pasó por el arco del triunfo a la Cámara de diputados, y se negó a comparecer: como no hay obras ni dinero, no fue al Congreso, y los diputados se mostraron agachones ante el consentido. Entre tanto, las obras de la calzada Símbolos Patrios es un caos y un tiradero.

Van tres días, pues, sin que se pueda pasar a la capital del estado, con las millonarias pérdidas económicas y también las humanas. Personas que no puede trasladar sus mercancías, productos, servicios, y otras que no logran pasar a realizar trámites, o peor aún, a sus citas médicas o sus intervenciones quirúrgicas.

Al gobierno estatal que va de salida, por una parte se le hace eterno este final por esos problemas, sin que lo presione o le interese el drama de la gente de Oaxaca, pero por otra parte el año de hidalgo se les va como agua entre las manos: no hay papelería en todas las oficinas gubernamentales; los empleados no son llamados a trabajar por los ahorros que suponen las oficinas vacías; las escasas pequeñas obras avanzan a paso lento, seguramente se ejercerá todo el presupuesto sin que se culminen, y, como en otras ocasiones, terminará el sexenio sin entregarlas.

Frente a todo esto, los actuales candidatos a gobernar Oaxaca no plantean alternativas ni solución al problema de los bloqueos que viene siendo el segundo gran problema de Oaxaca; el primer problema es su clase política tan voraz como ineficaz. En un video de hace seis años, la esposa del gobernador Alejandro Murat, detenida en un bloqueo en la carretera a la Mixteca, prometió que llegando ellos al gobierno se terminarían. No fue así, al contrario: los bloqueos se incrementaron.

Tampoco han declarado los candidatos, ninguno de los siete, si van a llamar a cuentas a los funcionarios del actual gobierno que no entreguen las obras proyectadas, a los que están evidentemente haciendo negocios o al menos a los que fueran señalados de malos manejos.

Mientras tanto, hoy son tres días de bloqueo de la esencial carretera Oaxaca-Istmo. Liberar ese paso debería ser una prioridad, pero no les interesa a los funcionarios porque las prioridades son otras: las que se refieren al año de hidalgo. No están para atender a la gente, no llegaron a eso.

www.revistaenmarcha.com.mxwww.facebook.com/blaslc y @blaslc  

- Advertisement -spot_img

Te recomendamos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

This site is protected by wp-copyrightpro.com