18.9 C
Oaxaca City
viernes, agosto 12, 2022

Acusan al líder del STAUO de buscar impunidad para su hermano Pedro Rafael Martínez

Reportajes

Catedráticos de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) acusaron al dirigente del STAUO, Enrique Martínez Martínez, de pretender buscar impunidad para su hermano Pedro Rafael Martínez Martínez quien enfrenta denuncias por presuntos actos de corrupción y enriquecimiento ilícito.

Los profesores sostuvieron que esa es su intención para incidir en la sucesión del próximo Rector de la UABJO, y no necesariamente a favor de los agremiados al sindicato o por mejorar la universidad.

Estos señalamientos se desprenden de las denuncias penales contra Pedro Rafael Martínez, quien se desempeño como titular de la Dirección de Obras y Servicios de la Universidad y era responsable directo de las construcciones universitarias.

La denuncia en su contra fue interpuesta por la UABJO ante la Fiscalía Especializada en Materia de Combate a la Corrupción de Oaxaca y consta en las carpetas de investigación 475, 478, 490 y 491 que se instruyen en su contra, con copias de seguimiento en la Unidad de Inteligencia Financiera por tratarse de daños al erario federal.

Entre las obras señaladas por presuntos actos de corrupción están la construcción de cafetería y clínica de recepción de la Facultad de Odontología y terminación de la clínica de simulación de la Facultad de Odontología (tercera etapa) con un costo inicial de 6 millones 760 mil 876.50 pesos; la terminación de la clínica de simulación de la Facultad de Odontología (cuarta etapa) con un costo inicial de siete millones 552 mil 989.51 pesos.

Así como la construcción de edificio (Ala norte 2da. Etapa) de aulas, biblioteca audiovisual y área administrativa para la Licenciatura en Entrenamiento Deportivo, con un costo inicial de cuatro millones 452 mil 103.22 pesos; rehabilitación y remodelación del Instituto de Investigaciones en Humanidades; rehabilitación del edificio central de la Facultad de Derecho y C. S. y la construcción de Aula Magna, Cubículos y Laboratorios del Instituto de Ciencias de la Educación segunda etapa.

Según las carpetas de investigación en su contra Pedro Rafael Martínez diseñó un esquema con un modus operandi que le permitió operar desde su propia oficina todos los procedimientos administrativos plagados de irregularidades, desde la expedición de convocatoria amañadas, adjudicaciones para favorecer a sus propias empresas y/o a las de sus socios, que sin estar inscritas en los procesos de licitación resultan favorecidas.

En las indagatorias, la Fiscalía Anticorrupción ha detectado que las empresas constructoras además de ficticias fueron creadas por el propio Pedro Rafael y su hermano Enrique Martínez Martínez, como es el caso entre otros el de “BHALAMS, CONSTRUCCIONES Y ASESORÍAS, S.A. DE C.V.”, según acta constitutiva con un ínfimo capital social, con dos socias y apoderadas al mismo tiempo, de ocupaciones estudiantes de odontología provenientes de la Sierra Juárez y alumnas de Enrique Martínez.

“Quien abusando de sus condiciones de vulnerabilidad les solicitó copias de sus identificaciones personales para acudir ante notario y crear su empresa fantasma con domicilio fiscal en Santa Lucia del Camino, donde en un espacio contiguo se encuentra ubicado un consultorio dental propiedad de otro socio de Enrique, el mobiliario y equipo de oficina de la empresa “Bhalams” lo constituye solamente una mesa y silla de plástico deterioradas con logotipo de cerveza corona”.

Además, en las carpetas de investigación, corren agregadas diversas estimaciones cobradas antes de ser ejecutadas anticipos del 30 o 40% antes de iniciar la obra; duplicidad en cobros en conceptos iguales de cantidades de acero, estructuras, albañilería y acabados, cancelerías y herrerías, instalaciones eléctricas y sanitarias, extraordinarios, etcétera.

También se señalaron incumplimientos sin ejecutar en conceptos de obra contratados y que fueron pagados como si se hubieran realizado, por ejemplo protecciones de puertas y ventanas, instalaciones eléctricas, impermeabilizaciones, aumentos considerables en el costo de obras, superiores a los pactados en contratos iniciales y modificatorios y a los autorizados por la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

Y finalmente, autorizaciones de conceptos de obra por precios extraordinarios sin la justificación correspondiente; conceptos cobrados con cantidades mayores a las convenidas y de mala calidad como losetas, concreto, materiales eléctrico y sanitario, puertas, ventanas, pinturas, etcétera; autorizaciones con precios extraordinarios de conceptos inexistentes en los conceptos de obra como por ejemplo, excavaciones y extracciones de miles de metros cúbicos de tierra y acarreos de volteos de dicho material, siendo conceptos inexistentes en la obra además de la imposibilidad de extracciones de esa magnitud, entre otras irregularidades.

- Advertisement -spot_img

Te recomendamos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisement -spot_img

Últimas noticias